Blog

Qué son y cómo se combaten los trolls en las redes sociales

hacker with computer black hat
PRHGE
Escrito por PRHGE

Los trolls son individuos que buscan provocar de manera intencionada a otros usuarios mediante insultos o algún tipo de mensaje ofensivo. A través del anonimato o dando la cara, los también llamados haters actúan en blogs, foros y redes sociales y su intención suele ser generar polémicas innecesarias.

Podemos encontrar muy diversas clasificaciones de tipos de trolls en las redes sociales, pero los más comunes suelen ser los siguientes:

El meticuloso: Está a la espera del más mínimo error para restregarlo por todas las redes sociales, por ejemplo una falta ortográfica, un error en una fecha o un link erróneo.

El payaso: Aquel que convierte cualquier publicación en una oportunidad para hacer un chiste.

El odioso: Sus mensajes tiene un solo propósito, desprender odio. Pueden publicar contenido sexista, racista, homofóbico o de cualquier  tipo que genere controversia y desvíe una conversación.

Los “expertos”: Suponen ser expertos en alguna materia, criticando la información que se comparte, haciendo correcciones o agregando contenido propio que puede no ser necesariamente correcto.

El filósofo: Tiene sus motivaciones para trollear, como causas sociales, políticas o religiosas. Su estrategia es difundir sus ideas colándose en cualquier conversación y colgándose del contenido de otras cuentas.

Cómo combatir a un troll

  1. Identifique si verdaderamente se trata de un troll.

Es de vital importancia distinguir a un troll de un seguidor descontento o que tiene realmente una duda y quiere resolverla. Si usted tiene dudas de las intenciones de alguien que lo ha contactado, lo mejor es revisar un poco de su perfil y analizar qué tipo de interacciones mantiene con otras cuentas.

  1. Responder con sentido común.

De inicio, es recomendable darle al troll una respuesta objetiva e informada, así como intentar ser lo más racional posible. Siempre considere las posibles consecuencias por una mala y desafortunada respuesta.

  1. “No alimente al troll”

Si el punto anterior no es suficiente, no se recomienda engancharse en discusiones con los trolls, ya que por más racional que usted sea, su intención siempre es incomodar. La indiferencia habitualmente es una gran opción y en otros casos la función de bloqueo de cuentas en las diferentes plataformas de redes sociales le ahorrará volver a ver sus mensajes.

Acerca del Autor

PRHGE

PRHGE

Página oficial de Penguin Random House México. Bienvenido a nuestra comunidad para autores. Visite nuestra página www.megustaleer.com.mx

Deja un comentario